El hígado graso y las opciones para su tratamiento en OSMO

El hígado

El hígado es el órgano más grande de nuestro cuerpo y juega un papel fundamental en nuestro metabolismo. Pesa hasta 1,6 Kg y mide alrededor de 10 centímetros, convirtiéndolo en el órgano más voluminoso del cuerpo humano; está situado bajo el diafragma y atraviesa la cavidad abdominal longitudinalmente. Desempeña tres funciones vitales indispensables para nuestro organismo: la desintoxicación, la síntesis y el almacenamiento de energía para el organismo. La ausencia del hígado es incompatible con la vida misma.

El hígado graso

La enfermedad por hígado graso es una condición en la que se acumula grasa en el hígado. Hay dos tipos principales:

  1. Enfermedad del hígado graso no alcohólico

La enfermedad del hígado graso no alcohólico es un tipo de hígado graso que no está relacionada con el consumo de alcohol. Existen dos tipos:

  • Hígado graso simple: Hay grasa en el hígado, pero poca o ninguna inflamación o daño en las células del hígado. En general, el hígado graso simple no es demasiado serio como para causar daño o complicaciones al hígado
  • Esteatosis hepática no alcohólica: Existe inflamación y daños en las células del hígado, y grasa. La inflamación y el daño de las células del hígado pueden causar fibrosis o cicatrización del hígado. La esteatosis puede causar cirrosis o cáncer de hígado
  1. Enfermedad del hígado graso por alcohol, también llamada esteatosis hepática alcohólica: como su nombre lo indica, la enfermedad del hígado graso por alcohol se debe al alto consumo de alcohol. El hígado descompone la mayor parte del alcohol que bebe para que sea eliminado del cuerpo, pero el proceso de descomposición puede generar sustancias dañinas.
    • La enfermedad del hígado graso por alcohol es la etapa más temprana de la enfermedad del hígado por el alcohol (o hepatopatía alcohólica). Las siguientes etapas son la hepatitis alcohólica y la cirrosis.

La enfermedad por hígado graso afecta a cerca del 25% de la población en el mundo. Así como las tasas de obesidad, diabetes tipo 2 y colesterol alto están subiendo, lo mismo ocurre con la tasa de enfermedad por hígado graso. Es el trastorno hepático crónico más común.

¿Quién puede sufrir enfermedad por hígado graso?

Los investigadores no conocen la causa del hígado graso, pero sí saben que es más común en personas que:

  • Tienen diabetes tipo 2 y prediabetes
  • Tiene obesidad
  • Son de mediana edad o mayores (aunque los niños también pueden sufrirla)
  • Son hispanos, seguidos por blancos no hispanos. Es menos común en afroamericanos
  • Tienen altos niveles de lípidos (grasas) en la sangre, como colesterol y triglicéridos
  • Tienen presión arterial alta
  • Toman ciertos medicamentos, como los corticoides y algunas medicinas contra el cáncer
  • Tienen ciertos trastornos metabólicos, incluyendo síndrome metabólico
  • Pierden peso muy rápido
  • Tienen ciertas infecciones como la hepatitis C
  • Han estado expuestos a algunas toxinas

 ¿Cuáles son los síntomas del hígado graso?

 En general, tanto la enfermedad de hígado graso como la enfermedad del hígado graso por alcohol son condiciones silenciosas que tienen pocos o ningún síntoma. Si presenta síntomas, puede sentirse cansado o tener molestias en el lado superior derecho del abdomen.

 ¿Cómo sé si tengo hígado graso?

Debido a que a menudo no hay síntomas, no es fácil diagnosticar la enfermedad por hígado graso. Su médico puede sospechar que la tiene si obtiene resultados anormales en pruebas del hígado que se haya hecho por otras razones. Para hacer un diagnóstico, su médico utilizará:

  • Su historial médico
  • Un examen físico
  • Análisis de sangre y de imágenes
  • Biopsia

Opciones de tratamiento en OSMO

Si conoces a algún paciente con hígado graso, o con sospecha de padecerlo, y con las siguientes características, en OSMO podemos ofrecerle una CONSULTA GRATUITA para que conozca nuestras opciones de tratamiento:

  • Hígado graso no alcohólico
  • Edad de entre 18-75 años.
  • Diagnostico clínico por laboratorios de USG o tener sospecha de padecerlo
  • No ser bebedor frecuente (20 cervezas por semana).

Si deseas mayor información acude a la Clínica OSMO ubicado en la calle de Humboldt 302 esq. calle Reforma, Centro, Oaxaca, Oaxaca o comunícate a los tels: (951) 514 7056, 514 0685, 501 2267.

gms

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *