Onicomicosis – La infección en uñas más frecuente

La onicomicosis es una infección de las uñas por hongos; se trata de la enfermedad que más frecuentemente puede afectar las uñas de los humanos – en la mayoría de los casos (un 90%) están producidas por hongos que pueden afectar también la piel y el cabello, denominados dermatofitos; en el resto de casos (10%) están producidas por levaduras (Candida) y por hongos filamentosos no dermatofitos (mohos).

El control clínico de las onicomicosis es a menudo difícil por diferentes motivos. De entrada, el diagnóstico obliga a descartar enfermedades de la piel o sistémicas que pueden afectar las uñas de forma similar, por este motivo a veces es recomendable realizar estudios microbiológicos por confirmar el diagnóstico.

Como en cualquier infección, hace falta que haya una fuente de contagio y un huésped susceptible de sufrir la infección. En general, los dermatofitos pueden proceder del suelo (dermatofitos geofílicos), del hombre (dermatofitos antropofílicos) o de los animales (dermatofitos zoofílicos) Estos organismos acostumbran a crecer en ambientes húmedos y cálidos. Un ambiente ideal son las piscinas, duchas y vestuarios de instalaciones deportivas o recreativas, donde a través de un suelo húmedo se puede adquirir la infección por hongos tanto en el pie (tiña del pie o pie de atleta) como en las uñas (onicomicosis).

¿Cómo se manifiesta?

Aproximadamente el 10% de la población tiene onicomicosis.
Los factores de riesgo son:

  • Tiña de los pies
  • Distrofia ungueal preexistente (ej. en los pacientes con psoriasis)
  • Edad avanzada
  • Sexo masculino
  • Contacto con alguien con tiña del pie u onicomicosis (ej. un miembro de la familia o en un baño público)
  • Enfermedad vascular periférica o diabetes
  • Immunodeficiencia
    Onicomicosis

La infección se presenta en la uña del dedo gordo del pie con una frecuencia 10 veces mayor que el resto. Las uñas presentan parches asintomáticos de color blanco o amarillento y están deformadas. Existen 3 patrones característicos más frecuentes:

  • Subungueal distal: la uña está engrosada y de color amarillento, con queratina y detritos acumulados en la región distal y por debajo de la uña, que está separada del lecho ungueal (onicólisis)
  • Subungueal proximal: una forma que comienza en la región proximal y es marcadora de inmunosupresión
  • Superficial blanca: se observa una descamación de color blanco con textura de tiza que se disemina por toda la superficie de la uña

La onicomicosis es altamente prevalente, especalmente entre los hombres de edad avanzada y en pacientes con circulación compremetida distal, distrofias de uñas y/o tiña del pie. El diagnóstico se sospecha con base en la apariencia de afección ungueal, y se confirma mediante microscopia y, a veces, cultivo o PCR.

Opciones de tratamiento en OSMO

Si usted padece, o conoce a alguien que padezca Onicomicosis, tenemos opciones para el tratamiento de pacientes que cumplan con las siguientes especificaciones:

  • Edad: 17-70 años
  • Onicomicosis distal ligera o moderada
  • Afección en al menos una uña del dedo gordo del pie

Acércate a la Clínica OSMO y pide una CONSULTA GRATUITA para ofrecerte las opciones de tratamiento clínico de la Red OSMO de Investigación Clínica.

gms

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *